La Galería de los Uffizi fue creada por la familia Médici en el siglo XV. Pronto se dedicó a la pintura especializada en Renacimiento. Incluye obras maestras de la Historia del Arte como la Primavera de Botticelli, la Adoración de los Magos de Leonardo, el Tondo Doni de Miguel Ángel, el Tríptico Portinari de Hugo van der Goes o el retrato de León X de Rafael. La construcción respondía a las necesidades de la familia Médici. Asentada en Florencia, vivía en el llamado Palazzo Vecchio, el palacio viejo.

Las obras más antiguas, son del Trecento, son por orden de importancia la Madona Rucellai de Duccio, la Madona d’Ognissanti de Giotto, la delicadísima Anunciación de Simone Martini o una sofisticada y cortesana Adoración de los Magos pintada sobre tabla por Gentile da Fabriano.

En el Quattrocento están representados los más grandes maestros. Tenemos ocasión de contemplar una de las tres versiones de la Batalla de San Romano de Paolo Ucello, la Virgen con Niño y dos ángeles de Fra Filippo Lippi, la pareja de retratos de los duques de Montefeltro, de Piero della Francesca. Además, una extensa colección de pinturas de Botticelli incluye la Primavera, la Virgen del Magnificat y el Nacimiento de Venus, obras conocidas en todo el mundo.

La colección de grandes genios del Cinquecento se inaugura con cuadros de Leonardo y Miguel Ángel, así como de Rafael, por ejemplo, la Madona del Jilguero o el retrato de León X. De Tiziano queda mencionar la Venus de Urbino, que se suma a otras obras ya mencionadas. En pleno Manierismo, la obra por excelencia sería la Madonna del Cuello Largo, pintada por Parmigianino, una de las estrellas de este movimiento.

Terminamos el repaso a la pintura italiana con un ejemplo Barroco, el Baco joven de Caravaggio. Otras Escuelas están menos representadas. Destaca la centroeuropea, con obras flamencas como el Tríptico Portinari, o alemanas, como la pareja Adán y Eva de Lucas Cranach el viejo. Del Barroco, el retrato de Isabella Brandt, por Rubens. También hay tres estupendos autorretratos de Rembrandt, con los cuales finalizamos este repaso a los tesoros de la colección de los Uffizi.