Una delicia de conferencia por su minuciosidad la que ofreció el Excmo. Sr. D. José del Portillo y Alcántara, Teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería de Valencia, quien explicó con todo lujo de detalles la historia de la única de las Maestranzas que entró en combate de manera oficial, fue en la Guerra de la Independencia contra Napaoleón y los franceses durante seis años (1808-1814). Lo hizo con el nombre de Escuadrón de Cazadores de la Real Maestranza de Caballería de Valencia y está hermanada con el Escuadrón Acorazado del Regimiento de Caballería Ligero Acorazado "Lusitania" n.º 8.

La Real Maestranza de Caballería de Valencia es un cuerpo nobiliario valenciano fundado en 1690 para el ejercicio e instrucción en el manejo de la equitación y de las armas de sus Caballeros para el servicio de la Corona y de España. Actualmente los fines de esta Real Institución son de orden asistencial, cultural y social, sus actividades se centran en este ámbito. La historia de esta entidad histórica valenciana es poco o nada conocida y por eso el Ciclo de Entidades Históricas Valencianas que el Ateneo mercantil ha programado en los últimos años invitó a tan ilustre institución.

Las Constituciones Generales de la Real Maestranza de Caballería de Valencia, son un documento compuesto de nueve Capítulos y sus Artículos correspondientes, por los que los primeros Maestrantes, quisieron regirse, al igual que las otras Maestranzas de Ronda, Sevilla y Granada se gobernaban en tiempo del Rey Carlos II, constituyéndose de este modo en la institución en el año 1697.

Las suspensiones de sus funciones

Durante la guerra de Sucesión, a principios del siglo XVIII, al dominar en Valencia los partidarios de Archiduque Don Carlos de Austria, quedó suspendida temporalmente la actividad de la Maestranza, la cual no tomó parte como tal en las incidencias de la guerra.

También fueron suspendidas las actividades de este Real Cuerpo, de manera voluntaria durante las Guerras Carlistas, volviendo a reanudarse en 1852.

Por decreto de la Presidencia de la República, el 9 de marzo de 1873.

En 1875, el Ministerio de Estado declaró disueltas y extinguidas las Ordenes Militares, de Santiago, Calatrava, Alcántara, Montesa y San Juan, con las Reales Maestranzas de Ronda, Sevilla, Granada, Valencia y Zaragoza.

En el año 1931 y con motivo del advenimiento de la segunda República, volvió a cesar a las Reales Maestranzas, en sus funciones y actuación.

Durante la Guerra Civil 1936-1939, no tomó parte en las incidencias de la Guerra, como tal Institución, actuando sus individuos según su conciencia.

Terminada la Guerra, volvió en 1939 esta Real Corporación a reanudar sus ya muy mermadas actividades.

Galería de Imágenes: