El cielo de Valencia se inundó de ruido, potencia y colorido en la mascletà del segundo día grande de las Fallas de Valencia, en el que tomó la alternativa del disparo una joven pirotécnica, Ana Tortosa, de 19 años, para dedicárselo a su abuela fallecida este año, dentro del calendario de mascletaes de las Fallas 2017. La veterana pirotécnica Isabel Benavent, de la empresa Aitana de Bèlgida (Valencia), explicó que la joven lleva la pirotecnia en la sangre y sabía que con la ilusión que tenía por disparar y siendo ya experta, tenía que darle el relevo para dedicárselo a su abuela.

Benavent explicó que la plaza del Ayuntamiento es un lugar "para hacer una buena mascletà" y mostrar "el arte que tienes" porque en el diseño del disparo puedes "jugar con digitalizaciones y ordenadores y con lo tradicional". "Es como componer música, una sinfonía que estudias al detalle para cumplir la reglamentación" y que hoy se ha visto reflejada en un estruendo de ruido, potencia y colorido desperdigado por toda la plaza y que ha levantado una sonora ovación del público cuando ha acabado.

Con más de 180 kilos de material pirotécnico, la pirotécnica de Bélgica ha dejado su sello de ruido y la novedad de imprimir mucho colorido al disparo "e incluso en los golpeadores había alegría, fallas, fiesta, con seriedad y seguridad". La empresa, que lleva disparando en la plaza del Ayuntamiento desde 2011 y fue la encargada también de disparar el castillo de fuegos artificiales del viernes noche, consiguió distribuir el sonido por toda la plaza para que se apreciara desde cualquier ángulo y dejó para el estruendoso terremoto final "de un 20 a un 30 %" del material reglado que ha quemado.

Si quieres recibir al instante todos los vídeos de fallas suscríbete a nuestro Canal de YouTube: pincha aquí

No te olvides de compartir tus fotos en Twitter e Instagram con el hashtag #FallasAteneo2017

Galería de Fotos: