Tras el acto de la colocación del cuadro de la Reina del Ateneo 2019, Silvia Giménez Santamarina, los socios ateneístas disfrutaron de un bocadillo de titaina, un plato típico de Valencia; un sofrito hecho con tomate, pimiento rojo asado, piñón, ajo y ventresca de atún que hizo las delicias de los 250 socios que se dieron cita en el ‘Casal’ fallero ateneísta. La falla José Benlliure-Teatro La Marina del Canyamelar fueron los encargados de hacer la titaina y, además, dieron platos de papas, con jamón y queso y una pequeña empanadilla. La sorpresa de la noche llegó con la llegada de la tuna Cuarentayuna que quiso despedir a nuestra Reina 2019 dedicándole cinco canciones.

Y es que, los socios no quisieron perderse la segunda de las tradicionales cenas del Noble y se lo pasaron en grande con la orquesta que estuvo animando hasta la 1 de la madrugada. Además, pudieron disfrutar de la primera de las tres masclertas nocturnas que este año se han programado, las otras dos serán el viernes 13 y el sábado 14 de marzo. La Pirotecnia Tomás lanzó una preciosa, colorida y ruidosa mascletà.

Galería de Imágenes: