La pirotecnia Alicantina ha apostado por una 'mascletà' clásica con una partitura llena de cambios de ritmo y mucho ruido. La décima mascletà del ciclo de Fallas 2016 en la Plaza del Ayuntamiento ha transmitido la esencia de los disparos de hace cien años, cambiando un poco el ritmo y completando los espacios vacíos de truenos, según el gerente de la empresa, Pedro Luis Sirvent.

El pirotécnico aseguró que no se ha utilizado la tecnología para facilitar el disparo, lo que les ha llevado a trabajar mucho más las mechas y los tiempos de la 'mascletà'. El diseño de mascletà ha sido perfecto y se trabajó en ella como si se estuviera escribiendo una partitura de música. Antes del terremoto final hubo dos cambios de ritmo, mientras que el propio terremoto subió su intensidad en cuatro fases en vez de en dos.

Los socios del Ateneo han quedado encantados con un disparo que ha recordado a las 'mascletàs' de antes, y como buen discípulo de Vicente Caballer, con poca pólvora, ha dejado boquiabiertos a socios ateneístas. Tan sólo llevaba 96 kilos de carga reglamentada, la segunda más baja de todas las que se van a disparar en la Plaza del Ayuntamiento estas Fallas, pero ha dejado una enorme sensación entre los asistentes.

Ya puedes ver la mascletà en nuestro Canal de YouTube: pincha aquí

 

 

Galería de Fotos: