La Pirotecnia del Mediterráneo disparó en el primer domingo de fiestas de las Fallas 2018 y lo hizo a escasos metros de su centro neurálgico, ya que sus oficinas están en plena Plaza del Ayuntamiento de Valencia. La empresa valencianas realizó un disparo tradicional, con estilo valenciano, como mandan los cánones. Pero la tradición no está reñida con la potencia, ya que puso mucha potencia en sus masclets. Una mascletà que acumuló una gran cantidad de fuego terrestre y cuyo acompañamiento aéreo fue el adecuado, ya que no quiso quitarle protagonismo en ningún momento al cuerpo terrestre de la mascletà.

El disparo contó con cinco fases aéreas muy marcadas, tras el inicio de la traca valenciana. La parte terrestre acabó con un largo terremoto que fue de menos a más, llegando al punto final combinándolo con el bombardeo aéreo a modo de descargas largas y muy cargadas, para cerrar posteriormente de manera eficaz y rotunda con un golpe único y seco. Pirotecnia del Mediterráneo ocupó todo el espacio diseñado para la mascletà y eso le dio una mayor visibilidad y sonoridad al disparo.

Es una empresa de reciente creación en el sector y compuesta por jóvenes entusiastas de la Pirotecnia. Su objetivo es la modernización de este oficio, especialmente en su fase más exteriorizada al público: atención al cliente y disparo de espectáculos. Está especializada en la preparación y montaje de espectáculos pirotécnicos y por tanto, especializada en el trato directo con el cliente. Disponen de oficinas de atención al público en la plaza del Ayuntamiento de Valencia y de un taller pirotécnico el Alfarrasí (Valencia). Cuenta con los requisitos de seguridad e industriales que marca el nuevo reglamento de Pirotecnia. Como curiosidad es el primer taller autorizado de preparación y montaje de espectáculos pirotécnicos de España, según la nueva legislación.

Galería de Imágenes: