La pirotecnia Vulcano ofreció un espectáculo de principio a fin; fue un disparo en el que no hubo tiempo ni para pestañear, ya que contó con todo tipo de detalles. La intesidad y la poetencia no tuvieron descanso y comenzaron a llegar los colores a la Catedral de la Pólvora:  Naranja, verde, morado, azul, amarillo... todos inundaron el cielo de la Plaza del Ayuntamiento. El disparo terrestre fue potente gracias al apoyo aéreo; la mascletà iba creciendo en intensidad cada segundo que pasaba. El terremoto final  fue rápido y contundente, además, de ser acompañado por la senyera siempre habitual en la empresa madrileña.

En el Ateneo Mercantil contamos con la presencia del eurodiputado popular Esteban González Pons, el subdelegado del gobierno en la Comunitat Valenciana, José Roberto González Cachorro, el Diputado Delegado de Proyecteos Europeos, Central de Servicios Innovadores y Sostenibles y Contractación, Bartolome Nofuentes, el diputado popular en Les Corts, Luis Santamaría, el decano del Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunitat Valenciana, Luis Sendra.

Galería de Imágenes: