El Antiguo Real Convento de Santo Domingo de Valencia, conocido también como el Convento de Predicadores, tiene más de 750 años de historia. La la sociedad valenciana es la antigua Capitanía General de Valencia. Está situado en la Plaza de Tetuán y actualmente es la sede del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad. Durante cinco siglos fue el principal monasterio de la ciudad. Su fundación está anexorada al Rey D. Jaume I, que no sólo colocó la primera piedra, sino que años antes fue él mismo, en 1239, cuando le concedió el terreno a la Orden de los Dominicos para que levantaran el convento.

En el convento vivió San Vicente Ferrer y San Luis Beltrán, ya que fue uno de los grandes focos religiosos y culturales de la época, lo que permitió que entre sus muros anduvieran los Reyes de Aragón y la casa de los Austrias; además, de albergar en varias ocasiones las Cortes Valencianas. El edificio fue ampliado en el siglo XIV con el dinero de Pedro Boil y se construyó un claustro precioso, lleno de arquerías góticas caladas y de varias capillas anexas y el aula capitular. En la época de Alfonso el Magnánimo se comenzó a construir la capilla de los Reyes, con una enorme bóveda. Hay que decir que poco queda de la planta del convento original.

El convento es una joya arquitéctonica y en él se pueden observar bonitas y cuidadas estancias como el Claustro Mayor, la Sala Capitular, la Capilla Real, el Salón del Trono y la Capilla de San Vicente. También es destacable su fachada. Hay que destacsar que tras la salida de los religiosos dominicos, el edificio fue empleado como Capitanía General  de Valencia desde 1842. Las obras de adecuación se llevaron a cabo por el arquitecto Jorge Gisbert. Actualmente es el Cuartel de la Fuerza de Maniobra.

Galería de Imágenes: