El Ateneo Mercantil de Valencia acogió la conferencia del Jefe de Sección de Cirugía Cardiovascular en el Hospital La Fe de Valencia, el doctor Salvador Torregrosa Puerta, en la que se trató "la Asistencia ECMO de Corazón y Pulmón Artificial", una técnica que es pionera en el Hospital La Fe y que se está practicando en España y gracias a la cual se están salvando numerosas vidas. El Dr. Torregrosa en todo momento destacó el trabajo en equipo que se está desarrollando en LaFe desde hace una década y cuyo esfuerzo ha supuesto este avance médico como es la asistencia a pacientes mediante la maquina ECMO de corazón y pulmón artificial que se utiliza para apoyar el cuerpo cuando los propios órganos de un paciente están demasiado enfermos para trabajar.

En si la ECMO no va a curar a un paciente, se le da el tiempo necesario para sanar. ECMO puede ser una opción sólo después de que el equipo de atención ha intentado el resto de tratamientos tales como una máquina de respiración, medicamentos para apoyar el corazón y los pulmones, y/o gases especiales para relajar los vasos sanguíneos entre la corazón y los pulmones.

En la conferencia de Salvador Torregrosa comenzó desgranando desde los inicios hasta la actualidad lo que ha supuesto el desarrollo de una asistencia ECMO u oxigenación por membrana extracorpórea que tiene una larga historia de desarrollo. Partiendo con el estudio del aparato circulatorio, transfusiones sanguíneas y circulación extracorpórea en el quirófano. Hay casos aislados reportados en la segunda mitad de la década de 1960, el primer paciente vivo en 1972. Y existen evidencias que tiene un impacto positivo en la falla respiratoria neonatal y en la misma condición en adultos, si estos son transferidos a un centro ECMO.

Los inicios del ECMO fueron así: En la segunda mitad del siglo XVII se hizo la primera transfusión con fines terapéuticos a un humano. En 1818 se realizó la primera transfusión de humano a humano y en 1860 se logró oxigenar sangre en un modelo animal y en 1895, se logró diseñar un aparato para perfusión renal, que oxigenaba sangre mediante infusión directa de aire.

El problema que se econcontraban era la coagulación de la sangre fuera de los vasos sanguíneos, pero el descubrimiento en 1916 del primer anticoagulante de uso clínico, la heparina, y décadas más tarde de la protamina, logran tras muchos estudios, fabricar heparina para uso intravenoso. John Gibbon empieza a desarrollar la máquina corazón-pulmón con el soporte técnico de IBM  hasta que en 1953, el Dr. Gibbon realizó la primera cirugía a corazón abierto con circulación extracorpórea.

Fue todo una revolucionario para la medicina, pero aquel oxigenador de burbujas sólo era util para operaciones de pocas horas. Existían desventajas como las micro embolias aéreas y la hemólisis, para asistencia de apoyo de larga duración. Desde finales de los 60 hay casos sin éxito de pacientes que fueron sometidos a oxigenación extracorpórea prolongada. Hasta que en 1971 el doctor Hill realizó con éxito el primer uso de un circuito extracorpóreo para uso prolongado en un paciente de 24 años con un distrés respiratorio por politrauma. Un año más tarde el Dr. Bartlett hizo el primer ECMO cardiaco en un niño tras una cirugía cardiaca.

El Dr. Torregrosa desgranó la historia, la evolución del sistema hasta nuestros días y comenzó a destacar el trabajo que ha desarrollado el equipo de LaFe para no sólo aplicar de manera pionera la asistencia ECMO en España, sino como esa asistencia movil desde otros centros médicos hasta el Hospital LaFe. Está demostrado que el oxigenador extracorpóreo de membrana es una terapia eficaz que proporciona asistencia pulmonar y circulatoria a pacientes en situación de shock cardiogénico refractario y/o insuficiencia respiratoria grave. En un principio esta terapia estaba limitada a pocos centros con trasplante, en los últimos años, se ha trabajado a desarrollar un programa de ECMO móvil que hace mucho más seguros los traslados de los pacientes.

Galería de Imágenes: