El alcalde de València, Joan Ribó, ha manifestado este martes su apuesta por "volver a crear" un área metropolitana en torno a la capital y ha asegurado que no tenerla genera problemas de movilidad o de gestión del territorio e impide el acceso a recursos de la Unión Europea (UE). Estas son algunas ideas que Ribó expondrá en la conferencia "El área metropolitana de València y su integración" que imparte hoy en el Ateneo Mercantil y que ha adelantado a preguntas de los periodistas tras el desayuno "Fórum Europa.Tribuna Mediterránea", en la que ha presentado al conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz.

Ribó, además de apostar por la necesidad de crear una Ley de Capitalidad, ha recordado que el programa del pacto de la Nau, que sustenta su gobierno, incluye "que se vuelva a crear el área metropolitana" que existía desde los años 80 y que "el gobierno del PP disolvió porque no tenía la mayoría". Ello, ha agregado el alcalde, llevó al PP a crear una serie de organismos, como el Emtre y el Emshi "que han supuesto una serie de pegas", además de corrupción, y supuso, entre otros asuntos, la disolución de la Entidad de Movilidad Metropolitana, "que ha ocasionado no tener el contrato programa".

"No tener área metropolitana en València supone mogollón de problemas a nivel de movilidad, de gestión de territorio y a todos los niveles", ha sentenciado Ribó. El alcalde también ha incidido en la idea de que "hay cantidad de ingresos europeos que podríamos recibir de programas europeos de energías renovables o movilidad" pero de los que no disponen por no tener área metropolitana, como sí tienen ciudades de Francia, Alemania e Italia. "Hemos de apostar por esta idea, con tranquilidad porque no es una cuestión solo de València", ha indicado y ha recordado que él ya la ha ido introduciendo en algunos foros.

Ribó ha ahondado en que València "es la capital pero está en un área de 1,6 millones de habitantes y que seamos de Torrent o València no tiene importancia y hemos de saber gestionarlo de esa manera". El alcalde se ha referido también a la reunión que hoy van a tener los representantes de las administraciones que conforman el Consorcio Valencia 2007 -Gobierno, Generalitat y Ayuntamiento- principalmente para hablar sobre la deuda de 430 millones de la Marina y la deuda vinculada al Banco de Santander por una operación en Londres.

"Pensamos que son una deuda que el Estado ha de condonar y hacerse cargo. La primera porque es una deuda del Tesoro y la segunda porque está directamente relacionado con ésta", ha indicado y ha insistido en que esa deuda debe ser condonada como en los grandes eventos en Barcelona, Sevilla o Zaragoza. Ha adelantado también que tratarán temas de gestión y se plantearán "elementos para mejorar eficacia y funcionamiento de la Marina", que se concretarán el día de la reunión del consejo rector.

Preguntado por las palabras del portavoz municipal del PP en València, Eusebio Monzó, sobre que el Gobierno iba a afrontar la cita de hoy con la confianza de poder llegar a un acuerdo para compensar la deuda de la Marina, ha deseado que esa afirmación "esté basada en algo real" y no la hiciera "sin fundamento". Ha reiterado que su posición, acordada con la Generalitat, es que el Gobierno asuma la deuda y el hecho de que pueda haber una compensación en patrimonio "es una cuestión técnica y no es el tema", sino que lo es "si el Gobierno se hace cargo de los préstamos de una vez o no".

Galería de Imágenes:

"No sabemos la posición del Gobierno central", ha afirmado para agregar: "La Marina no puede absorber esta deuda y está creciendo como consecuencia de que no la asume ninguno y el Ayuntamiento no puede ni quiere absorberla".