La mascletà del Día de la Mujer fue disparada una vez más por la pirotécnica Reyes Martí, que llenó de humo negro el cielo de Valencia para visibilizar el problema de la violencia machista. Fue un disparo marcado por la reivindicación y por los gestos y los guiños que realizó a las mujeres. Fue una mascletà para la historia.

Reyes Martí, primero, llenó de humo morado en homenaje a las mujeres que luchan por la igualdad  y llenó de llenado de humo negro en homenaje a las mujeres víctimas del machismo. Tras el humo se llenó la plaza de silbatos en representación de los los gritos de la sociedad contra la lacra machista y serpentinas aéreas que representaron a los que quieren cambiar la sociedad.

En el Ateneo Mercantil tuvimos lleno absoluto de socios en el edificio, además, recibimos la visita del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y de los directores de los principales medios de comunicación de la ciudad de Valencia.

Galería de Imágenes: