La pirotécnica Reyes Martí disparó este lunes la última mascletà de estas Fallas 2018 con un espectáculo diferente que tuvo un inicio bonito y sorprendente y un final atronador para el que se utilizó un tercio de los 250 kilos de pólvora que se emplearon. Martí, responsable de la empresa Pirotecnia Martí de Burriana (Castellón) fue la encargada de cerrar la última mascletà de las fiestas josefinas y de la cremà de la Falla del Ayuntamiento.

En la última mascletà quiso sorprender al público que se congregó en una abarrotada Plaza del Ayuntamiento. Los truenos y los petardos comenzaron a salir disparados durante más de cinco minutos por todo el perímetro de la plaza. Durante ese tiempo, se dispararon un total de 250 kilos de pólvora. Martí se mostró "satisfecha" del espectáculo, en la que quiso "estar sola" en el centro de operaciones, por haber conseguido un espectáculo "diferente y sorprendente". Así, por ejemplo, disparó el 'trenet' por arriba en lugar de por bajo, porque ya era "muy repetitivo", y lo que "todo el mundo espera".

La pirotécnica, que debutó este año en el día grande de las Fallas, admitió que el día de San José "pesa", pero explicó: "Este año ha habido un muy buen nivel de 'mascletà', y no quieres que ese nivel baje". Este año Reyes Martí debutaba el día grande de las fallas y como ya nos tiene acostumbrados la mascletà llevó la marca de la casa Martí. Si en años anteriores ya dejó boquiabiertos a los espectadores, este año con esfuerzos e ilusiones renovadas, cumplió con las expectativas. La de Onda se ha convertido por méritos propios en la reina de la pirotecnia fallera. En el balcón de presidencia del Ateneo Mercantil nos visitó el presidente del Valencia CF, Anil Murthy, que vino acompañado por su familia.

Galería de Imágenes: