Este jueves se cumplía 101 años de Feria Valencia, fue un jueves 10 de mayo de 1917 cuando arrancó la primera Feria de Muestras en Valencia en el hall de la Estación del Norte. Fueron 148 stands donde se podía ver utensilios del campo, vinos, cerámica, alpargatas, muebles pero también apreciar un elegante automóvil de la firma Hispano-Suiza. El cronista de la ciudad, el periodista D. Francisco Pérez Puche expuso durante una hora todos los beneficios que ha supuesto para la ciudad el muestrario que años después se conviritiría en internacional y que pasaría por varias ubicaciones hasta tener un recinto ferial fijo.

Aquel 10 de mayo de 1917, al abrigo de la apenas inaugurada Estación del Norte, nació la Feria Muestrario de Valencia. Fue una Feria en la que no estaba ni pavimentada, ni cerrada, pero estaba llena de sillas, orfebrería, fertilizantes y en suma, la muestra del dinamismo valenciano en esos casi 150 expositores pioneros en aquel momento.

Tan sólo ocho años después, en 1925, la Feria alcanzaba los 300 expositores. El edificio del Ayuntamiento todavía no estaba terminado. Feria Valencia, con el esfuerzo y la dedicación, logró que en décadas posteriores creciera contra los elementos. “la Feria fue espartana, esforzada, sencilla y soñadora, Feria Valencia es un fiel reflejo del carácter valenciano y creció junto con la ciudad”, destacó Pérez Puche. “Valencia es el combustible de la Feria. Una Feria que pedía constantemente a la ciudad que construyera nuevos hoteles, convirtiéndose en una herramienta turística fundamental”.

El crecimiento de la Feria fue acorde al desarrollo social de la ciudad, ya que ha sido la “sociedad valenciana la que ha llenado de recuerdos la Feria porque está muy unida a nuestras vidas, a nuestros padres y abuelos”. La conferencia de D. Francisco Pérez Puche terminó con esperanza en el futuro, para que Feria Valencia vuelva a convertirse en el motor de la ciudad.

Galería de Imágenes: