En la XVI edición de "Poetas en el Ateneo", celebrada el pasado 30 de mayo, tuvo como protagonista a la poeta de origen chileno, Mar Busquets. Tras las palabras de Vicente Bosch, y las de Juan Luis Bedins, quien trazó una semblanza sobre la trayectoria y evolución poética de Mar, el creador y motor de esta brillante idea y prestigiosa realidad, Vicente Barberá, condujo el acto.

Mar Busquets es licenciada en Filología Hispánica-Literatura, Filología Valenciana y Comunicación Audiovisual por la Universidad de Valencia y Título Profesional de Piano. Es Catedrática de Educación Secundaria.

Su extensa obra abarca poesía, ensayo y narrativa. Ha sido galardonada con diversos premios: La Buhardilla (1992), Valle-Inclán de la Universidad de Bilbao (1994), Villa de Almusafes (1996), Gabriel Miró de poesía, (2011), Premio Ategua por la novela De la Invisibilidad (2012), basada en la vida de la pintora del barroco veneciano Giulia Lama, La Nucia (2013), Premio Flor de Almendro (2016), Premio Marc Granell, (2016), Mención Certamen Cafetín Croché (2016), Ciudad de Valencia Juan Gil Albert (2016) y Ateneo de Alicante (2017).

En poesía ha publicado los libros La Pausa (La Buhardilla, 1992), Los hombres de paja (Ayuntamiento de Almusafes, 1996), La curva del aire (La buhardilla, 1997), Poemas al hijo (Páginacero, 2001). Humanos, (Els llibres de l’argila, 2013), Esbozos (Germanía, 2014), La fiebre (Lastura, 2017), La sed (Edicions 96, 2017) y Lienzos (Pretextos, 2017). Ha sido incluida en numerosas antologías, entre ellas Miradas para compartir la luz, publicada por el Centro UNESCO  de Valencia.

Ha publicado, asimismo, las novelas De la Invisibilidad (Ediciones Oblicuas, 2013), Lo efímero (Tandaia, 2015), La voz y el agua (Olélibros, 2018).

Tras el recorrido por diversos momentos de su vida a través del habitual recorrido fotográfico, Barberá procedió a su serie de preguntas:

– ¿Por qué escribe poesía? –inquiere Barberá.

– "Escribo poesía por necesidad, como una manera de estar en el mundo, de reflexionar y de proyectarme. También porque considero necesaria una revolución desde el lenguaje; a través de éste podremos construir una humanidad más sensible, más espiritual, con mayor dignidad. La poesía funda nuevos mundos por los que transitar, aspira a desvelar el lenguaje olvidado, nos devuelve la dignidad muchas veces perdida en el trasiego vital. La capacidad creativa de la poesía es inmensa y la vida es demasiado corta, por eso el lenguaje nos ayuda a comprender qué somos y a crear y soñar con otros mundos. Es el espacio de la libertad intelectual y emocional".

– ¿A qué puede contribuir la poesía?

– "Creo que la poesía nos permite apagar el ruido externo para, en un trabajo de introspección, poder afirmarnos. La poesía aspira a crear belleza porque la sociedad pragmática en la que vivimos se ha olvidado de ella, si no es para poseerla. La poesía reformula el mundo, tiende puentes, mira la realidad de otra manera, que nos invita a pensar sobre nuestro paso por el planeta. Realiza una revisión de la herida existencial, diferente en todos los tiempos y nos invita a ser más humanos, a abrir los ojos, a tener más empatía con la otredad".

– ¿Qué poetas le interesan actualmente?

– "En general todos los que aportan profundidad, belleza, pero mis preferidos son Ángel Valente, Aleixandre, Miguel Hernández, García Lorca, Blas de Otero, María Beneyto, Gloria Fuertes, Idea Vilariño, Ernestina de Champourcín, María Zambrano Carlos Sahagún".

Las preguntas fueron complementadas con la lectura de algunos de sus poemas por seis poetas:

  • Blas Muñoz: “Mi mano en ti”.
  • Teresa Espasa: “El grito”.
  • Elena Torres: “Novia del viento”.
  • Amparo Andrés Machí: “Herida”.
  • María Ángeles López: “A veces”.
  • Rafael Correcher: “La vida era”.

 A estas lecturas le siguió la serie de preguntas breves para las que Barberá solicitó asimismo una respuesta muy breve:

– Tu idea de perfecta felicidad.

– "Ser persona"

– ¿Poesía, prosa o música?

– "Música".

– ¿Qué es lo que más te gusta de la vida?

– "La luz".

– ¿Cómo te definirías?

– "Alegre".

– ¿Qué es lo que menos te gusta de ti?

– "El enfado".

– ¿Qué es lo que más te disgusta de la política?

– "El ansia de poder y de figurar".

Ya casi en la recta final de esta tarde poética, sin duda espléndida, Mar Busquets procedió a leer algunos de sus más brillantes poemas. Y, finalmente, Vicente Bosch intervino para poner fin no solo a la misma, sino también a este ciclo poético 2018-19, a la espera de que el próximo, ya en octubre, sea tan brillante como los que se han celebrado hasta ahora.

Pascual   Casañ

Galería de Imágenes: