El pasado 5 de Marzo se impartió una conferencia por parte de D. Eduardo Climent que llevaba por título: "Cómo poner los puntos sobre las 'ies' para evitar la manipulación del lenguaje". Alrededor de 100 personas tuvieron la ocasión de conocer las estrategias que utiliza el manipulador del lenguaje para vencer sin convencer y dominar a las personas y a los pueblos, adquiriendo un poder político, económico cultural etc.

Con la exposición y las preguntas del público asistente quedó claro que el manipulador-demagogo, opera con celeridad para no dar tiempo a pensar, a reflexionar sobre cada uno de los temas. No matiza los conceptos, ni da razón de lo que afirma; lo da todo por consabido y lo expone con términos ambiguos, faltos de precisión. Se expuso la estrategia para conocer mejor al manipulador en 10 puntos, a saber:

1.-El manipulador no desea poner los puntos sobre las íes y para él  todo vale.

2.- Tiene voluntad a ultranza de vencer sin convencer.

3.- Es un ilusionista de conceptos, tergiversa el sentido de los vocablos.

4.- Busca el dominio a través del engaño.

5.- Dialoga usando los términos talismán: libertad, cambio, igualdad, autonomía…   

6.- Se apoya en la práctica incesante de la mentira, que imposibilita el encuentro.

7.- Siembra el desconcierto en la gente, al manejarla, cosificarla, y rebajar su dignidad.

8.- Maneja con astucia la táctica del halago banal. Ej.: “El cliente siempre tiene razón”.

9.- Anula a quien pueda descubrir sus trampas.

10.- Procede en virtud de cálculos muy fríos y precisos.

Por último se llegó a la conclusión de que: "No deberíamos dejar que el manipulador del lenguaje nos maneje como marionetas en sus manos". Si lo dejamos entrar en nuestras vidas, sin duda nos ganará.

Eduardo Climent

Galería de Imágenes: