El objetivo principal de la primera Cruzada era la conquista de Jerusalén, pero no resultó nada fácil llegar, tuvieron que lidiar contra los ejércitos turcos y esto retraso su llegada a las puertas de la ciudad deseada. Estas dificultades fueron aprovechadas por los fatimíes Egipcios, que llevaban mucho tiempo intentando conquistar Palestina y quitársela a los turcos.

El visir Egipcio, entabló negociaciones con los líderes cristianos, para que no se atacarán entre ellos, ya que tenían un enemigo en común, los turcos y que dejaran su intención de conquistar Jerusalén. Pero ante la amenaza de una revuelta cristiana, obligó a que pusieran rumbo a Jerusalén. El territorio hasta la Ciudad Santa, estaba mal fortificado, solo tenía pequeñas guarniciones que no podían hacer frente al avance cruzado y éste fue bastante pacífico. Algunas ciudades negociaron el paso libre para no ser atacada.

La llegada a Jerusalén fue rápidae incluso se habla de que los defensores de la ciudad no eran más de 3.000 a lo que hubo que sumar que la muralla no estaba protegida por todos los flancos. Los cruzados llegaron a Jerusalén el día 7 de junio de 1099. Y con celeridad los líderes cruzados planearon el asalto.

Tras tres años de un complicado camino, muchos querían conquistar ya Jerusalén. Sin casi ayuda de nadie, sin agua y con los egipcios venían apretando. No se podían demorar. Por ello no sitiaron la ciudad y la asaltaron. Se buscó que parte de la muralla estaba más ‘accesible’ para los cruzados. Se asaltó el norte y el sur de la muralla y se logró vencer en una batalla que dejó enormes pérdidas humanas.

La ayuda italiana por mar permitió la construcción de herramientas para que el asalto fuera bueno, ya que hasta ese momento la falta de madera no lo hizo posible. Con la madera italiana se construyeron dos torres de asedio, un gran ariete, escalas de asalto, mangolenes y otros artilugios para lanzar piedras y otros equipamientos menores.

Tras conquistar la primera muralla, se intentó hacer lo propio con la segunda.

Una vez que los cruzados consiguieron entrar en la ciudad comenzaron a realizar una masacre y murieron casi la totalidad de los habitantes de Jerusalén. La masacre se prolongó durante casi todo un día completo. Fueron masacrados musulmanes, judíos, e incluso algunos cristianos. Murieron hombres, mujeres y niños, siendo una de las grandes matanzas de la historia, cerca de 40.000 personas y esta acción alimentó el eterno odio entre musulmanes y cristianos.

Galería de Imágenes: