La Pirotecnia Nadal-Martí de l'Olleria ha honrado al clásico 'engraellat', el que dio origen a las mascletàs como hoy, disparando con este sistema en la Catedral de la Pólvora y mostrando al mundo como hace décadas las pirotecnias cambiaron el modo de hacer los disparos que entusiasman hoy a tanta gente.

El público que dio cita en la Plaza del Ayuntamiento reconoció a la pirotecnia de l'Olleria con un gran aplauso. Javi y Diego Nadal prepararon una mascletà en la que se entrelazaron la mascletà acutal, con un inicio digital, con las mascletàs de hace años, con carcasas de trueno, hasta llegar al clásico engraellat, que es el origen tradicional de la mascletà. Al final del disparo volvió a usar la técnica del engraellat para que retumbara en toda la plaza. El engraellat consiste en disparar una traca clavada en el suelo, gracias a unos tubos metálicos se consigue una fuerte sinfonía en el disparo.

En el Ateneo Mercantil contamos este martes con la presencia de 45 alumnos del Centro Ocupacional de Mislata que han disfrutado del disparo. Muchos de ellos nunca habían asistido a una mascletà y han podido comproba de primera mano lo que supone estar cerca de la zona de fuegos. Este Centro Ocupacional de Mislata presta servicio a las personas con diversidad funcional que participan en talleres ocupacionales, reciben apoyo personal, atención psicosocial y desarrollan todo tipo de habilidades para integrarse plenamente en la sociedad. Además, contamos con la comida anual de FUVANE en la que cerca de 400 personas se dieron cita en nuestro Salón Noble.

Galería de Imágenes: