Toda Benicarló estaba pendiente de uno de sus hijos predilectos y una de las empresas más internacionales como es la Pirotecnia Tomás, que preparó un disparo en el que combinó la tradición de ir de menos a más, y la innovación de buscar elementos que no se han visto hasta el momento en la Catedral de la Pólvora. No podía faltar la traca valenciana para iniciar la mascletà, tampoco el fuego aéreo con las carcasas tradicionales, pero luego llegó la innovación con la secuencia digital que puso el ritmo por todo el perímetro de la zona de fuegos de la Plaza del Ayuntamiento.

El cuerpo de la mascletà fue terrestre, como manda la tradición, con poco apoyo aéreo, lo que hizo que la sensación de retumbe fue máxima; sí que hubo apoyo final áereo y un remate en el que se aprovechó el perímetro de la plaza para formar un estruendo final terrestre y aéreo. Fue una combinación bonita que todavía no se había visto estas Fallas. Y sorprendió, algo complicado ya en Valencia.

En el Ateneo Mercantil tuvimos un día completo en el que muchas celebridades optaron por nuestra casa para ver la mascletà. Se pudo ver al conseller de Hacienda, Vicent Soler, el presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, la teniente alcalde del Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez, el candidato de Ciudadanos a la Generalitat y diputado nacional, Toni Cantó, la portavoz de Ciudadanos en les Corts, Maria Carmen Sánchez, la presidenta del Partido Popular en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig. También los artistas urbanos, Pichiavo, que son los que están pintando la falla municipal y el actor valenciano, Enrique Arce.

Galería de Imágenes: