La presidenta de Ateneo Mercantil de Valencia Carmen De Rosa Torner recibió en la Sala de Banderas a la Institución La Gran Asociación que fue la que pasó por el Ciclo Entidades Históricas Valencianas. Carmen dio la bienvenida al gerente de la Gran Asociación, D. José Luís Aguirre Larrauri, y al director titular del Colegio Gran Asociación, D. Pedro Ramírez Sánchez, así como a varios de los directivos del colegio entre los que se encontraba el presidente del Casino de Agricultura Valencia , D. Manuel Sánchez Luengo, el marqués de Amposta, D. José Ferraz y Español y al profesor universitario y acadécimo de la RACV, José Francisco Ballester-Olmos Anguís.

El Colegio La Gran Asociación fue fundado hace más de 160 años y tiene como misión garantizar a sus alumnos una educación de calidad, inspirada en los principios del espíritu cristiano y con una metodología innovadora y en constante evolución en función de las características y necesidades de sus estudiantes. El centro ofrece una formación integral, individualizada y activa que despierte en el alumno el interés por su entorno y que le permita, a su vez, desarrollar la madurez necesaria para afrontar los retos de la sociedad del siglo XXI.

El compromiso de su equipo docente, la educación bilingüe y el uso de las nuevas tecnologías, son prioridades fundamentales en el proyecto educativo del centro. Gran Asociación-Colegio es hoy un referente en la educación, con unas señas de identidad propias, que definen su estilo educativo.

El proyecto educativo de Gran Asociación-Colegio se adapta a las necesidades y capacidades de los estudiantes. El equipo de profesores trabaja con el fin de conocer plenamente a cada uno de ellos y establecer así objetivos de mejora en todos los ámbitos de su formación. Cada alumno cuenta además con un Preceptor cuya labor es la formación integral del estudiante. El Preceptor es una figura fundamental dentro del Proyecto Educativo del colegio y una de sus señas de identidad. Su valor radica en la capacidad de conocer en profundidad al alumno y permanecer junto a él, a lo largo de todo su proceso educativo.

Dentro de esta labor, la colaboración de los padres es fundamental. Los hábitos que se adquieren en el colegio se consolidan cuando la familia mantiene la misma voluntad. Ese es nuestro compromiso, y es tarea de todos, padres, alumnos, profesores y colegio, conseguirlo.