Cargando Eventos
  • Este evento ha pasado.

La RAE cataloga a los incendiarios como personas que incendian con premeditación, por afán de lucro o por maldad, por lo que hay que diferenciarlos de los pirómanos, que a todo esto hay que sumar que su condición les viene por un desequilibrio, por una enfermedad. El Foro de Justicia y Criminología trae el próximo miércoles 26 de abril, a las 19,30 horas, en la Sala Sorolla, a D. Vicente Garrido, que entrevistará a D. José Antonio Nuño de la Rosa, Fiscal coordinador de Incendios Forestales de Valencia para hablar sobre el tema: “Incendiarios, ¿estamos en sus manos?”.

Muchos los medios de comunicación hablan de pirómanos cuando quizá deberían llamarles incendiarios. Por No se usan los términos adecuados en muchas ocasiones. Los incendiarios son personas que provocan incendios, generalmente con premeditación y afán de lucro, aunque también por descuido, o neglicencia. Son personas que persiguen un interés económico tras la quema de terrenos.

En cambio, los pirómanos son personas que actúan, al igual que los incendiarios, de forma intencionada, pero sin embargo, la diferencia principal con el incendiario radica en que un pirómano es una persona con un trastorno del control de los impulsos, mientras que un incendiario no los es.