El Ateneo Mercantil, con su presidenta Carmen de Rosa, la Junta Directiva y su Reina y Corte de Honor, desfiló por segundo año consecutivo en la procesión de la Virgen de los Desamparados de Valencia. Un día en el que miles de valencianos acompañaron a la Virgen en su tradicional traslado en volandas desde la Basílica a la Catedral de Valencia, en cuyo recorrido no han faltado piropos, aplausos, lloros y los “viscas” a la patrona de Valencia. Como cada segundo domingo de mayo desde hace cuatro siglos, la imagen peregrina de la Virgen salió a las 10.30 horas de la Basílica e inició su lento traslado hasta la Catedral, entre miles de personas que abarrotaban los alrededores e intentaban, entre muestras de fervor, tocar su manto.

Los actos en honor a la patrona de Valencia se iniciaron a las 5 de la mañana con la tradicional “Misa de Descoberta”, y a las 6 horas se ha celebrado otra misa en el interior de la Basílica. Posteriormente, sobre las 8 horas se celebró en la Plaza de la Virgen la “Misa d’Infants”, presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, D. Antonio Cañizares, y al concluir se volvieron a abrir las cuatro puertas de la Basílica. A las 10.30 horas comenzó el traslado de la Virgen desde la Basílica a la Catedral, un recorrido durante el cual la imagen peregrina ha quedado escorada en varios momentos, aunque sin llegar tocar el suelo, por los deseos de la gente de querer tocar a su patrona.

Ya por la la tarde, a las 19.00 horas comenzó la procesión de la Virgen desde la Catedral a la Basílica, que entró por primera vez por la puerta que da a la plaza de la Virgen, lo que permitió que mucha gente viera a la patrona de Valencia.

Galería de Imágenes: