El pasado 16 de enero se celebró una interesante conferencia a cargo de Dña. Amparo Cabanes Pecourt, que es Historiadora, paleógrafa, catedrática de Filosofía e Historia y escritora diplomática y política. Ella es la autora de numerosos libros, entre ellos un estudio sobre el “LLibre del Repartiment” y los “Documents de Jaime I”. Además, fue Consellera de Cultura entre los años 1.980 y 1982 y es académica de Número de la Real Academia de Cultura Valenciana. Además, estuvo acompañada por D. José Vicente Gómez Bayarri, licenciado en Filosofía y Letras, doctor y catedrático en Historia, y es autor de numerosas obras y publicaciones: “La transición del mundo musulmán al cristiano”, “La Lengua Valenciana hasta Jaime I, “La Valencia Medieval”… y es Académico de número de la Real Academia de Cultura Valenciana.

La conferencia tuvo por objeto desmontar el mito de lo que desde hace años los catalanistas expansionistas han venido llamando “Confederación catalano-aragonesa”. Con ello trataban de igualar los papeles de Aragón y Cataluña en el desarrollo de la Corona de Aragón y de paso dejar fuera al Reino de Valencia. Esta pretensión, tan falsa como maniobrera, queda fácilmente desmontada mediante un examen de las líneas de los reyes, por una parte, y por otra porque la confederación es un tipo de asociación política que no aparece hasta siglos después de la unión de Aragón y los condados catalanes. Incluso la palabra “confederación” es de cuño moderno, inaplicable al caso que se pretende.

La corona catalano-aragonesa es un invento romántico del siglo XIX para falsificar la idea de la corona de Aragón. No existe ninguna justificación histórica que permita usar tal concepto: La Corona de Aragón estaba integrada por varios reinos y condados, como el reino de Aragón, el reino de Valencia y el condado de Barcelona. Cada uno tenía sus propias cortes aunque mantenían una unidad en cuanto a política exterior, que coordinaban en las cortes generales de Monzón, en Huesca. Pedro IV, El ceremonioso, en su libro Una historia de Aragón, habla de ‘nuestra Corona de Aragón, pero nunca de la Corona catalano-aragonesa.